Exfoliante casero con avena y limón

Exfoliante casero con avena y limón

La mezcla de las propiedades de estos dos alimentos puede resultar muy beneficiosa para la salud de nuestra piel. A continuación, te explicaremos cómo exfoliar la piel con avena y limón y cómo hacer este exfoliante en casa. Este te ayudará a controlar la grasa de tu rostro y además es un remedio muy eficaz para eliminar las posibles manchas de nuestra piel. Además, puedes añadir azúcar porque contiene ácido glicólico, un compuesto que puede exfoliar nuestra piel de manera profunda.

Ingredientes

  • 1 cucharada de avena molida
  • 1 limón
  • 1 cucharada de azúcar

Preparación y aplicación

  1. Lo primero que haremos para hacer este exfoliante es mezclar una cucharada de azúcar con una cucharada de avena molida, y con la ayuda de una licuadora o batidora, mezclaremos los dos ingredientes hasta que quede un especie de polvo más homogéneo.
  2. Con una licuadora o con un exprimidor obtendremos el zumo del limón.
  3. Mezclaremos en un recipiente el polvo de avena y azúcar con el zumo hasta que quede una especie de pasta. Y ya tendremos hecho nuestro exfoliante de avena y limón casero.
  4. Antes de aplicarlo, es importante que tu rostro esté limpio. Cuando ya hayas limpiado tu cara, aplícalo y masajea el rostro con movimientos circulares y suaves. Déjalo actuar unos 15-20 minutos para tener mejores resultados.
  5. Una vez haya terminado el tiempo de reposo, aclara tu rostro con agua templada.

Consejos y recomendaciones de uso

  • Utiliza este exfoliante una vez por semana ya que el limón puede resecar tu piel.
  • Aplica este producto solo por la noche ya que si lo haces por el día y tienes restos de limón en tu rostro, la exposición al sol podría crear más manchas en tu piel.
  • Es posible que cuando lo utilices este tengas la sensación de ardor en tu rostro. Si no puedes soportar esta sensación, aclara inmediatamente tu piel con agua fría abundante.

Comentarios