Francotirador mata 5 yihadistas con un solo disparo a 900 metros

Francotirador mata 5 yihadistas con un solo disparo a 900 metros

Un francotirador está capacitado para lograr que sus disparos alcancen a sus objetivos pese a una larga distancia; sin embargo, un miembro del Servicio Aéreo Especial del Reino Unido (SAS, por sus siglas en inglés) consiguió hacer un tiro que fue letal para cinco personas yihadistas. Así fue como lo logró.

Un francotirador, un sargento de 20 años de experiencia, logró impactar el chaleco bomba de un yihadista a casi 900 metros de distancia, lo cual provocó una detonación que mató al portador de la prenda y a otras cuatro personas, entre ellas un alto comandante.

Este ataque sucedió el pasado mes de noviembre, pero apenas fue dado a conocer. Para lograrlo, el francotirador utilizó un rifle barret calibre .50, una de las armas más poderosas del arsenal del SAS y que normalmente se utiliza para alcanzar objetivos mucho más grandes como aviones, coches o camiones. De acuerdo al sitio Daily Star, el SAS logró ejecutar el plan después de que observara una presunta fábrica de bombas de ISIS durante varios días, hasta que cinco de ellos abandonaron el edificio.

“El plan en ese momento era hacer caer al atacante suicida con el primer disparo y luego al líder si creían que podían identificarlo, pero tuvimos suerte […] El francotirador esperó a que el objetivo cayera, pero en cambio el tipo explotó”, comentó una fuente.

Tras regresar a la base, el francotirador recibió una gorra de beisbol con la leyenda “muerte a distancia”, haciendo referencia a su “logro”.

Un francotirador, un sargento de 20 años de experiencia, logró impactar el chaleco bomba de un yihadista a casi 900 metros de distancia, lo cual provocó una detonación que mató al portador de la prenda y a otras cuatro personas, entre ellas un alto comandante.

Este ataque sucedió el pasado mes de noviembre, pero apenas fue dado a conocer. Para lograrlo, el francotirador utilizó un rifle barret calibre .50, una de las armas más poderosas del arsenal del SAS y que normalmente se utiliza para alcanzar objetivos mucho más grandes como aviones, coches o camiones. De acuerdo al sitio Daily Star, el SAS logró ejecutar el plan después de que observara una presunta fábrica de bombas de ISIS durante varios días, hasta que cinco de ellos abandonaron el edificio.

“El plan en ese momento era hacer caer al atacante suicida con el primer disparo y luego al líder si creían que podían identificarlo, pero tuvimos suerte […] El francotirador esperó a que el objetivo cayera, pero en cambio el tipo explotó”, comentó una fuente.

Comentarios